25 nov. 2013

Tattoo de brocha fina

"Me estoy planteando algo a medio plazo" Así, más o menos empezó la conversación con Marina hace mes y pico con intención de crear algo pero a meses vista, sin prisa. el caso es que nos fuimos flipando y ayer lo dejamos listo.


Tenía muchas ganas de hacer algo de este estilo, con brochazos, manchas y tintas corridas
que alguna cosa había visto ya por ahí. 




Por un lado queríamos adaptar un tatuaje que ya tenía Marina desde hace algunos años a este estilo y, por otro, hacer algo nuevo con elementos fitomorfos como si estuviera pintado con pincel japonés, diseño que en principio tampoco teníamos claro si encajar sobre la mariposa, en un costado, en un pie, en la nariz... Así que a base de ver mil imágenes, dibujos, tattoos, hacer pruebas, modificaciones e incluso sesiones de pintura japonesa en la mesa de un bar (esos videos los veré algún día) dimos con lo que queríamos.


En un diseño así no tiene sentido hacer un transfer, lo encajamos en la zona con los retus y a mano alzada le dimos chicha; diría que a ensayo y error, pero en este caso sólo se puede hablar de ensayo-éxito (¡ohg!).

Y ahora me voy a dormir que entre curro, tattoos, diseños y performance llevo un par de semanas agotadoras y yo creo que de puro cansancio he pillado síndrome de down o algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada